data-footer-reveal="false" data-header-format="menu-left-aligned" data-boxed-style="1" data-header-breakpoint="1000" data-footer-reveal-shadow="none" data-dropdown-style="minimal" data-cae="easeOutQuart" data-megamenu-width="full-width" data-cad="700" data-aie="zoom-out" data-ls="magnific" data-apte="standard" data-hhun="0" data-fancy-form-rcs="default" data-form-style="minimal" data-form-submit="regular" data-is="minimal" data-button-style="slightly_rounded_shadow" data-header-inherit-rc="false" data-header-search="true" data-animated-anchors="true" data-ajax-transitions="true" data-full-width-header="false" data-slide-out-widget-area="true" data-slide-out-widget-area-style="slide-out-from-right" data-user-set-ocm="off" data-loading-animation="none" data-bg-header="false" data-ext-responsive="true" data-header-resize="1" data-header-color="custom" data-cart="false" data-smooth-scrolling="0" data-permanent-transparent="false" data-responsive="1" >
Personal

El origen de un servidor: San Sebastian

By 16 junio, 2014 No Comments

San Sebastián, 22 de Noviembre de 1983. En este día y en esta gran y preciosa ciudad nació un servidor. Como la gran mayoría sabéis San Sebastián es una ciudad muy bonita y la cual me trae grandes recuerdos. Y me los trae porque he pasado de pequeño muy buenos veranos cuando iba a pasar unos días a casa de mis abuelos maternos, situada en enfrente de la playa de la  Zurriola.

Y ahora que sale la playa de la Zurriola si os gusta practicar el surf os recomiendo que os paséis por esta ya que tiene unas excelentes condiciones para practicar este deporte, por contra si lo que buscáis es poder bañaros de manera tranquila os aconsejo las playas de la Concha y Ondarreta. Lo mejor de todo fue que siempre teníamos actividades para hacer, por la mañana ir a la playa, siempre que hiciese buen tiempo, si no lo hacía solíamos dar paseos por la ciudad, subir al Monte Urgull, visitar museos o andar en bici. Por las tardes iba  a clases de vela en el club náutico de San Sebastian. Y si os digo la verdad al principio es algo que no me atraía demasiado, pero a medida que estas clases fueron avanzando me iba gustando cada vez más. Al principio comencé navegando de manera individual  en un velero de clase Optimist y fue una gran experiencia, al principio fue un poco complicado pero una vez le coges el truco y con las explicaciones del profesor todo fue más fácil.

Al verano siguiente pase a navegar con el barco de la clase Raquero,  el cual requiere dos personas para dirigirlo, algo que tal como nos dijo el profesor sirve para aprender a trabajar en equipo. Una vez acabadas las clases de vela y tras dejar los veleros atracados  enfrente de la playa de la Concha nos despedíamos hasta el día siguiente. Otro gran momento que celebramos mi familia y yo en San Sebastian es la comida del día de la Virgen el 15 Agosto. Y es especial porque son escasos los días en los que nos juntamos la mayoría de la familia en torno  a una mesa así que lo trato de aprovechar al máximo ya que durante el resto del año es complicado hacerlo. De San Sebastian también recomiendo conocer sus fiestas y lo hago porque son unas fiestas en las que hay un gran ambiente durante el día y la noche. Por el día la gente aprovecha para ir a la playa y pasar en esta la mayor parte del día suponiendo que el tiempo acompañe claro, por la noche hay un acto que congrega a mucha gente, este es el concurso de fuegos artificiales que hay todas las noches y que merece la pena verlo ya que este concurso tiene un gran prestigio y participan en este grandes pirotecnias. Una vez acabado este recomiendo acercarse por la parte vieja y tomar algo en la plaza de la Constitución o bien acercarse hasta Sagües y disfrutar de los conciertos que hay en el escenario situado al lado del monte Ulia. Mención aparte merece el Festival Internacional de Cine que se celebra a finales de Septiembre. Aunque nunca he estado en este os digo que tiene una fama reconocida por ser un de los mejores del mundo y que si os gusta el cine y si queréis ver a vuestro actor o actriz favorita os aconsejo que os informéis de quienes van a acudir en cada edición para poder verles de cerca ya que merece la pena.

 

Sinceramente los veranos que he pasado en San Sebastian han sido muy buenos, ojala se pudiese retroceder en el tiempo porque los volvería a repetir todos sin dudarlo. Veranos que fueron en una ciudad preciosa, con un gran ambiente en verano, tanto de día como por la noche así que os recomiendo que os paséis por San Sebastián y disfrutéis de sus playas, de su gastronomía y de sus fiestas, hacedme caso, merece la pena. Palabra de un donostiarra.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.